Tener una piel perfecta es posible: Mira cómo lo lograban en la antigua Grecia

Para nadie es un secreto que las primeras civilizaciones como la de la antigua Grecia; dejaron grandes influencias en lo que somos hoy día. Diferentes cosas de lo que tenemos ahora, tienen algo de lo que se hacia en siglos pasados. Por lo tanto, si investigamos un poco nos damos cuenta que el arte, la construcción, la estética y muchas otras áreas en la actualidad son el reflejo de las primeras sociedades.

Así mismo, el cine y los libros nos han vendido una idea de perfección en los cánones de belleza existentes en la antigua Grecia. Sobre todo para el público femenino, el cual siempre está en la búsqueda de modelos a seguir para moldear su apariencia.

Pero, algún día te has preguntado ¿Qué hay detrás de toda esa perfección? sera que realmente esas mujeres eran así de hermosas o usaban algunos métodos para conseguirlo.

Pues, si habían muchos secretos, por eso en esta oportunidad te mostraremos parte de ellos. Así te darás cuenta que la belleza y la estética siempre han sido sinónimo de esfuerzo, constancia y sacrificio.

¿Qué hay detrás del encanto femenino de la antigua Grecia?

Principalmente debes saber que el ideal de belleza de aquel entonces era una mujer de piel muy blanca y limpia. Por lo tanto se hacia de todo para cumplir con esta norma.

La blancura de la piel significaba; salud, belleza y fertilidad, ademas de lo atractivo que resultaba para los hombres. Por lo tanto los tratamientos de belleza y estética estaban orientados hacia el alcance de este objetivo.

Así como también tenían como ideal, seguir la imagen de sus dioses, donde las curvas y el cabello rizado y rubio marcaban la línea a seguir.

Sobre todo en las mujeres casadas y de familias adineradas, las cuales buscaban sobresalir antes las otras mujeres y lucir siempre radiantes para recibir a sus esposos en casa.

¿Cómo lograban tener la piel ideal en la antigua Grecia?

Aunque creas que las rutinas de belleza sean cosas actuales, debes saber que en la Grecia antigua estas eran la estrategia de lucir siempre hermosas, perfectas y perfumadas. Ya que esos tiempos la apariencia física jugaba un papel muy importante en la sociedad y era vital lucir muy bien.

Pero todo esto lo lograban siguiendo una serie de hábitos que te contaremos a continuación. Para que te des cuenta de lo que hay detrás de su aparente perfección.

Limpieza y exfoliación:

Belleza en la antigua Grecia: Secretos que mantenían una piel perfecta

Si hay algo que era importante para las mujeres griegas de aquellos tiempos era la limpieza total de la piel. Tener el cuerpo libre de impurezas y grasa era una norma, por lo tanto; su rutina de belleza empezaba en un baño elaborado a base de leche o derivados de la misma. También usaban mascarillas de arcillas para exfoliar.

Y en su afán de tener una tes clara usaban sosa natural, lo que hoy se conoce como soda cáustica; un producto que actuaba como un jabón muy fuerte y blanqueador. Luego para enjuagar la piel, usaban aguas minerales perfumadas.

Aceites y perfumes:

La suavidad y los aromas también jugaban un papel importante; por lo tanto usaban cremas naturales a base de aceites aromáticos para hidratar la piel. El componente principal era el aceite de oliva, pero se podían encontrar también aceites de; rosa, mirra, cedro, pino, entre otros. Todos con deliciosas fragancias.

Maquillajes emblemáticos:

En el maquillaje, la norma seguía siendo la claridad, por lo tanto las griegas hacían todo lo posible por verse más blancas. Mientras más palidez mostrara la piel, resultaba más llamativa para los hombres.

Belleza en la antigua Grecia: Secretos que mantenían una piel perfecta

Existen libros que cuentan que el primer producto que se usó en esta cultura para lograr un maquillaje claro, fue el carbonato de plomo, el cual usaban como una base o polvo en el rostro. Este producto podría resultar tóxico, pero todo valía la pena si las acercaba a su ideal.

El carbón fue otro producto que marcó tendencia en ese entonces, esta práctica la tomaron de los egipcios. El mismo lo usaban para delinear los ojos y marcar las cejas.  En este sentido la regla era dibujar una forma en los ojos de manera almendrada y bien marcada.

En el caso de las cejas, mientras más gruesas y unidas quedaban mejor, ya que esto denotaba carácter y firmeza, algo muy importante para la mujeres de familias influyentes. Ya que ellas representaban la autoridad en el hogar.

Sombrear los ojos con colores bastante llamativos y marcados también era parte de su rutina. Esto resaltaba las miradas y las hacia lucir más atractivas.

El cabello ideal:

Aunque en este tiempo no tenían redes sociales ni Internet, si tenían obras de arte que representaban personajes influyentes, los cuales inspiraban su imagen. Una de ellas era Afrodita la diosa del amor. Una de las características más llamativas era el cabello, el cual debía ser rubio, ondulado y largo, para peinarlo de manera recogida hacia atrás.

Si la mujer no era naturalmente así, hacia todo lo posible para lograrlo. Se teñía el cabello y modificaba la forma del mismo para hacerse las ondas.

Como puedes ver, son muchos los pasos que debían seguir para lucir de manera ideal en aquel entonces. La perfección solo era real en las obras de arte, por lo tanto en la vida real las mujeres debían someterse a una rutina ardua de tratamientos y prácticas que las ayudaban a verse lo más cerca posible a su ideal de belleza.

Mariangel

Escrito por Mariangel

Staff Ululeo

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

¿Sabías que nuestro futuro está en riesgo? Estos jóvenes intentan salvar el planeta y tú no lo sabías

Ex RBD deja pasmado al mundo con la noticia de su embarazo