Youtuber Coreano terminó en el hospital por prender fuego a sus genitales

Un youtuber coreano, terminó en la sala de emergencias de un hospital, luego de prender fuego a sus genitales al cumplir un reto puesto por sus seguidores.

El joven, Shin Tae II, mejor conocido como ‘angry korean gamer’ perdió una partida de Fall Guys el pasado 6 de agosto, la cual duró más de 3 horas. Tras haber perdido, aceptó un reto, el cual consistía en prender fuego a sus genitales por 5 segundos. Shin aceptó el castigo, sin imaginar que su vida correría peligro.

“Angry korean gamer” no imaginó que sus actos serían tan peligrosos, prendió fuego a sus genitales mientras transmitía en vivo. Sus seguidores, vieron como el gamer iba desnudándose hasta quedar en calzoncillos y luego echó líquido inflamable en sus partes íntimas.

El coreano, hizo su primer intento y prendió fuego al líquido con un encendedor, al ver el fuego, comenzó a gritar y saltar de dolor. Tes segundo después se apagó. Tae II decidió repetir el reto, ya que así no era el castigo impuesto por sus fans y debía cumplirlo correctamente.

El youtuber, roció más líquido en sus genitales  volvió a prender fuego, pero esta vez con un cronómetro para asegurarse de cumplir la pena. Al cabo de unos minutos, el joven coreano comenzó a llorar y a retorcerse del dolor.

La grabación la tuvo que terminar sentado frente a la cámara, sosteniendo unas compresas frías por las lesiones que sufrió su cuerpo.

Por su parte los seguidores lo felicitaron por haber cumplido con el castigo y otros se mostraron preocupados por lo arriesgado del reto.

Las críticas no se hicieron esperar, y el joven coreano tuvo que explicar a sus seguidores a través de las redes sociales, que tuvo que acudir al hospital por las quemaduras de segundo grado.

Finalizó recalcando que no deben intentar eso en casa, pues es muy arriesgado.

Con información de: larepublica.pe

Compartir en:

Filtran vídeo privado de la cantante venezolana Yoryanis Chirinos “Mestiza”

Evo Morales es investigado por supuesto romance con menor de 14 años (+fotos y vídeos perturbadores)